viernes, enero 28, 2005

Cierres

Por si no llevaba un día lo suficientemente c*br*n, acabo de enterarme del cierre de cYbErDaRk.Net. Ha sido un pequeño disgusto, y eso que yo no participaba mucho (comprensiblemente, para los centenares de personas muy implicadas con el sitio el disgusto es "sonoro", y varía de los aun incrédulos a los "revolucionarios"). En la nota en Barrapunto incluso había quien citaba un artículo mío en Libertonia, hablando del tema del matenimiento de sitios "no lucrativos" en Internet. Tendría que releerlo, ya casi no me acuerdo; aunque me suena que el argumento principal era hablar un poco de esa "confederación de máquinas" que llamamos ecolNet (por cierto, es posible que el gráfico esté desactualizado) y cuya principal bandera es la "independiencia tecnológica" de proveedores y hostings.

Pero curiosamente no parece que la viabilidad económica sea el problema. Según la explicaciones dadas en el foro es el propio David Fernandez (cYbErDaRk) : "Después de cinco años de arduo trabajo me veo imposibilitado, tanto por mi trabajo actual como por mi estado anímico, a soportar esta "pesada carga", un hijo que requiere demasiada atención por mi parte y que, de ser un hobby, se ha convertido en una obligación." Comprendo su situación. La comprendo muy bien. Cuando un proyecto te absorve tanto, llegas a obsesionarte de tal manera que te puede producir hartazgo. Y aunque intentas seguir y seguir, cuanto más "obligado" te sientes de seguir, más te quemas. Al final, la única solución es inevitable: abandonarlo.

Algunos dirán que siempre se puede abandonar por una temporada. No, no es posible abandonar con esa mentalidad. O lo dejas realmente, o no sirve de nada. Puede que el tiempo te lleve, en un futuro, a replanteartelo y a, en cierta manera volver (aunque no con el mismo grado de implicación). Pero en esa situación, la única opción es planteártelo como un abandono definitivo, o te estás engañando a tí mismo.

Y esto pasa en todos los niveles de la vida, no solo en sitios de Internet. Hay que ser consciente que las etapas pasan, que nada ha nacido para perdurar infinitamente. "Hay que estar preparado para el cambio", dicen los de negocios. Los sabios chinos dirían que hay que ser flexible como un junco, y seguro que el refranero también tiene alguna cita para la ocasión (que no recuerdo). Pero en definitiva: que uno empieza un proyecto o una tarea con mucha ilusión, luego hay mucha dedicación, alcanza la madurez y al final pues... eso, el final. (*)

Por eso siempre(**) he pensado que lo primero que "debe" hacer el que empieza un proyecto ambicioso, y que espera que le "sobreviva", es buscar a su/s "heredero/s", aquellos que continuarán la obra cuando él no esté ya dispuesto a tirar del carro. Y a su vez, la primera tarea de tu sustituto debería buscarse, a su vez, al suyo, de manera que la cadena no se rompa. Y si no eres capaz de encontrar ese sustituto, tal vez deberías plantearte si merece la pena comenzar ese proyecto.

No digo que sea este el caso, ni mucho menos. De todas maneras, si David me lee (antes le daba por pasarse por jcantero.org), yo le diría que ánimo, que no se preocupe: si la comunidad de cYbErDaRk.Net tiene voluntad de seguir, seguirá en uno u otro sitio. Esa no es una carga que debería pesarle. Que se lo tome con tranquilidad y filosofía, que se "desestrese". Y si algún día ha de volver a dar la vara, ya la dará, y si no pues nada. Y suerte con sus futuros proyectos. :-)

Algunos que estamos de vuelta de ciertos temas, ya sólo nos gusta ver los toros desde la barrera. Adoptamos la actitud de los "asesores" o "consultores" de las empresas. Somos los jubilados que merodean por las obras, versión Internet.

Batallitas de abuelo Cebolleta.

----------
(*) Oye, vaya párrafo más críptico que me ha quedado).
(**) bueeno, digamos que de unos años a esta parte

2 comentarios:

EnigmasExpress /Gandica dijo...

El amigo Cantero nos tiene paseando. Supongo que todo es parte del juego humano.
- Un cordial saludo como siempre -

Javier Cantero dijo...

¿Mandeee?? Jo, y yo me las doy de críptico. }:-)

O dicho de otro modo: no sé lo que me quieres decir con
eso de que os tengo paseando...