domingo, abril 27, 2008

Cuervos Seldones

Siguiendo la tónica de las últimas entradas (siempppre negatiffoo, nunca positifffooo), y a riesgo de que esto se convierta en un Blog Catastrofista más*, os voy a poner un enlace a una conferencia sobre las posibilidades reales de las energías alternativas. Es un video de 1 hora en dos partes que podéis visualizar aqui (lamentablemente no he podido encontrarlo en formato descargable).

Los que sigan habitualmente sitios como crisisenergetica.org todo esto les viene más que viejo, prehistórico. Pero hay muchos (como yo) para los que el peak oil o "pico del petróleo" es algo que vaga por nuestra consciencia muy de cuando en cuando. Y una exposición como la de Pedro Prieto es como una bofetada para que nos despertemos.

Porque sí, señores, la cosa pinta mal. Sobre todo, cuando ves a la gente repetir como un mantra que "el petroleo nunca se acabará" (como si eso realmente importara) o "para entonces ya se descubrirán nuevas fuentes de energía" (como si uno se encontrara fuentes de energía por ahí tiradas, vamos, que los científicos no la han descubierto porque están muy ocupados descubriendo una vacuna contra el aburrimiento). Ya estamos sufriendo en nuestras carnes otro famoso mantra-autoconclusivo-que-no-admiten-discusión (sí, sí, ese de "la vivienda nunca baja") como para seguir confiando en esta técnica tan humana de esconder la cabeza debajo de tierra para negar la realidad, esperando que así no pase nada.

El problema es separar el grano de la paja, el Seldon visionario de la panda de chalados apocalípticos sospechosos habituales de todo tipo de tragedias por venir. Porque, como al Hari Seldon de Fundación, nuestros Cuervos Seldones particulares también serán primero satirizados y convertidos en objeto de burlas, y más tarde, cuando se vea que tienen razón, demonizados, vilipendiados e incluso acusados de ser los causantes de la catástrofe**.

¿Son estos Pedro Prietro y demás unos agoreros apocalipticos o nos están avisando realmente de lo que está por venir? Ya habréis sospechado (acertadamente) que me inclino más por lo segundo. No tanto porque sus argumentos sean irrebatibles, que seguramente se los pueden criticar, como porque sus fundamentos son dificílmente cuestionables: el crecimiento infinito no existe si no es con recursos infinitos. Y hasta ahora nadie está atacando ese problema fundamental, sino que sólo se ven las ganas de aplazar, de prorrogar y de mandar "hacia el futuro" el problema. Y por supuesto, negando siempre que los problemas de hoy en día sean problemas estructurales, sino problemas coyunturales. El petróleo pasa de 20$ a 110$ en apenas 6 años, pero es problema del dólar, o de conflictos regionales, o de los "mercados emergentes como India y China". Nunca de que nuestras capacidades de extracción estén al límite.

Es tentador, para la mayoría de la gente de cierta edad, pensar que a ellos que el petróleo "se acabe" dentro de 50, 60 ó 100 años se la trae al pairo. En realidad, es lo de menos. El petróleo seguramente no se acabará, pero su uso como una forma de obtener una energía barata ya se está acabando. Y esto presenta unos interrogantes tan fuertes en la economía (y que puede ser una de las causas encubiertas de las turbulencias que sufrimos) que posiblemente no van a tardar mucho en ponerse de relieve con toda su crudeza, y que junto a otros factores, tendrán que configurar una nueva economía.

Como decía la maldición china, nos va a tocar vivir tiempos interesantes.

--
* y eso que no he hablado de la crisis financiera, donde hay tela para cortar
** eso ya los estamos viendo en cómo se intenta acusar a los llamados burbujófilos como causantes de la crisis inmobiliaria, con un ejercicio de desfachatez y cara de cemento armado que merecería una figura al lado de la entrada del diccionario.

1 comentario:

JJ dijo...

Yo estoy empezando a dudar de que haya tiempos no interesantes.