sábado, septiembre 30, 2006

Que hacer cuando...

... el cerrajero te cobró 50 lerus por abrirte la puerta que se te quedó con las llaves metidas por dentro.

  1. Pagar religiosamente (se me ocurren pocos enemigos peores que un cerrajero descontento)
  2. A continuación, interesarse por el lockpicking* y bajarse e imprimirse el documento anteriormente conocido como The MIT Lockpicking Guide.
  3. Comprobar que solamente el juego de ganzuas puede costarte esos 50 euros (hay que incluir los gastos de envio). La otra solución es hacérselas.
  4. Iterar resignadamente a 1.
Al menos te queda la sensación de que Internet es un servicio público. }:-)

--
* Por desgracia el artículo Cerrajería de la Wikipedia en español no puede compararse con el de la en:WP.

3 comentarios:

Jamarier dijo...

Para abrir una puerta cerrada hay que diferenciar el caso de la puerta simplemente encajada del caso de la puerta cerrada con llave.

En el primer caso, simplemente hay que hacer que el pestillo retroceda. Es lo que se pretende mostrar en las películas cuando se abre una puerta con una tarjeta de crédito. Lo que se necesita es un material flexible y resistente. He visto a profesionales emplear dos tiras confeccionadas con radiografías usadas. En un apuro similar, nosotros empleamos tiras de diversos tamaño y forma extraidas del plástico de una botella de casera.

En caso de que bloqueásemos la cerradura con la llave y luego tirasemos la llave al fondo de un lago, conozco dos métodos no destructivos: la ganzúa y el milagroso sistema de la bumpkey (que son como llaves maestras universales para casi todas las cerraduras).

En caso de que el mecanismo de la cerradura esté roto y ya no sea capaz de desbloquearse ni incluso con la llave original, habrá que emplear un trompo y agujerear la puerta.

Curiosamente, las veces que he visto llamar a un cerrajero. Este llega y antes de mirar y tocar la puerta aclara cuales son sus honorarios. Si el dueño acepta, este saca su plastiquito y en unos 5 o 10 segundos el dueño tiene una puerta abierta más y 50 euros menos.

Javier Cantero dijo...

Gracias por tus comentarios, jamarier.

En este caso, ya estuvieron probando con trozos de radiografía, pero es una puerta acorazada y parece estar mejor pensada de lo normal contra ese tipo de ataques, y no había manera. La llave no estaba pasada, el problema es que mi abuela cerró la puerta sin percatarse que tenía otra llave metida por dentro. Creemos que en este caso la triquiñuela está en desplazar la llave interior lo suficiente como para que la llave exterior actúe normalmente.

Anónimo dijo...

Yo tome un tubo plastico de 20 cm de diametro y y metro de largo, lo llene de cemento, espere que secara, le puse dos manijas, y golpie la puerta con eso, despues de esto ninguna puerta se resiste.