sábado, diciembre 23, 2006

Publicación bajo demanda Extrema: la máquina que vendía libros

El riesgo que tienes cuando pides un deseo... ;-)

Imagina una libreria sin libros, sólo índices electrónicos en pantallas de consulta. El comprador llega, elige (entre una cantidad imposible por otros medios) el libro que quiere, y se lo lleva en una hora.

[...] sino en un simple conexión a internet donde la tienda descarga el ebook deseado, previo pago a quien sea*, lo imprime en una impresora especial capaz de encuadernar, y listo. Se lo lleva calentito.

Hoy leo en Slashdot: Máquina de Vending para libros para el próximo año.

La máquina se llama Espresso Book Machine, cuesta unos 50.000 dólares, y es capaz de imprimir y encuadernar un libro de hasta 550 páginas en 7 minutos. El catálogo inicial consta de 2,5 millones de libros, muchos de ellos obtenidos a través de Google Books y Open Content Alliance. Se calcula estimativamente el coste de un centavo de dólar por página.

Estas máquinas empezarán a funcionar en 25 librerías y bibliotecas (incluyendo la Biblioteca Pública de Nueva York) en el 2007, aunque ya hay un par --una en el Banco Mundial y otra en la Biblioteca de Alejandría-- en pruebas. Podéis verla en acción en este video de propaganda (formato Quicktime).*

--
* vista "escacharrá" no parece tan impresionante. O:-)

6 comentarios:

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Javier Cantero dijo...

Carlos, en este blog no se admite el spam. Mensaje borrado.

Jamarier dijo...

Hace tiempo que pienso que una solución a la venta de música sería un sistema similar a el que comentas con los libros.

Consistiría en ir a la tienda con la lista de canciones que queremos y en la tienda nos graban el CD, serigrafían o imprimen el mismo y una carátula con las letras de las canciones y fotos asociadas a las mismas.

Con este sistema se eliminarían los albums que tienen una canción interesante y 5 que no.

Por otra parte, se podría saber instantáneamente qué canciones son las que interesan realmente al público, no habría problemas de fin de existencias, etc, etc, etc.

Javier Cantero dijo...

¿Seguro que no existe algo así ya? Mi memoria es demasiado frágil, y habría que investigar...

Salmonoide dijo...

Ahí, ahí, citando a comentaristas interesantes :))

Pues me parece genial. Sobre todo si se logra el coste estimado de un centimo por página. Podría llevarme por un euro (menos, al cambio) un libro de 100 páginas. Supongo que el cálculo del precio final no será tan simplista. Eso de comprar los libros "al peso" tiene algo que no me gusta, pero no me quiero desviar del tema.

Incluso se abren las puestas a impresiones parciales. Se me ocurre que me interesa un libro, pero sólo por el capítulo 1 y 3, que es donde se tratan los temas que a mi me interesan... Las posibilidades se multiplican.

Veremos cómo evoluciona el "invento"

Javier Cantero dijo...

;-)

Que veamos una de esas máquinas por aquí habrá que fiarlo para largo...